Tratamiento para la sensación de vacío · BVG Psicologia
17762
post-template-default,single,single-post,postid-17762,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17649

Tratamiento para la sensación de vacío

Tratamiento para la sensación de vacío

 

El tratamiento para la sensación de vacío en psicología tiene más importancia y significado de lo que puede parecer. Tal vez es una expresión que se estudia poco porque es difícil de definir y concretar.

La sensación de vacío es el estado más triste que una persona puede referir.

Sentirse vacío se refiere a la falta de sentido en la vida, la ausencia de emociones y de razones que sirvan de impulso de vida. El correlato físico más frecuente es la sensación de incomodidad de estómago y angustia continua.

La mezcla de sensaciones con connotaciones negativas, la ausencia de sentimientos positivos y de motivación en la vida hace que se tenga esta sensación de vacío existencial. Se describe tristeza, miedo a estar solo, angustia, apatía…dando un resultado de intensa pesadumbre y sufrimiento.

Para llegar a sentir este vacío se recorre un proceso psicológico complejo, lleno de vivencias de frustración, sensaciones extremas y una necesidad de escapar que con frecuencia se asocia a intentos autolíticos.

 

Cómo dejar de sentirse vacío

El comienzo del tratamiento para superar la sensación de  vacío es ser consciente de tu sensación, poner nombre y reconocer lo que se está sintiendo es el primer paso. Mirar hacia dentro y encontrar aquello que se está sintiendo puede ser duro pero es el principio del recorrido hacia el bienestar.

“Siento vacío”, sin enfado ni crítica, sin miedo ni desesperación. Solo mira que si hay vacío, es un oportunidad para buscar el sentido que puedas proponerte.

Dedica tiempo al autocuidado

El pilar básico del tratamiento es el cuidado personal desde una perspectiva integral; sugiere que nos dediquemos tiempo diario a nosotros, en lo físico, mental y emocional, para volver a ir conectando contigo mismo en planos positivos y te reconforte tu propio cuidado. Piensa en los valores que son importantes para ti, en tu personalidad, sin juicios, piensa en tus deseos, esperanzas y también en tus mecanismos del miedo, siempre desde una posición compasiva, sin juicios, sólo estás mirando.

Si no se está acostumbrado a darse un espacio de cuidado auténtico, puede ser un tanto incómodo y difícil pero es el camino para conocerse mejor y volver a encontrar el sentido.

Este sentimiento de vacío no aparece de una forma aislada, la persona que lo experimenta puede tener una vertiente de ánimo deprimido, con mucha tristeza, anhedonia, apatía y un estado general de queja ya desde la rendición. O desde un origen más activo, sensaciones de rabia, ira y enfado hacia uno mismo y los demás, emociones muy intensas, y mucho rechazo. Así de una manera más general, para querer indicar que en realidad es un sentimiento que hay que entenderlo dentro de un contexto personalizado, por eso es importante que se contacte con un profesional de la psicología para obtener la ayuda adecuada.

Para recuperar el sentido de la vida se necesita reconstruir la identidad y volver a conectar con aquello que te hace encontrar sentido a tu vida, volver a entender que eres valioso, que tu vida puede ser vivida. Busca aquello que se te da bien, encuentra tus fortalezas y plantea nuevos objetivos reales.

 

Mejorar las relaciones sociales, cambiar ciertas conductas que nos perjudican y buscar proyectos que nos empujen a continuar son algunas de4 las pautas en el tratamiento para superar el sentido de vacío. Es un camino arduo que se supera mejor con la ayuda profesional de un psicólogo.

 



Call Now Button