Terapia centrada en la compasión · BVG Psicologia
17908
post-template-default,single,single-post,postid-17908,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Terapia centrada en la compasión

Terapia centrada en la compasión

 

La compasión es un concepto fundamental en la terapia de Paul Gilbert. La terapia centrada en la compasión de Paul Gilbert se inició con el desarrollo y cultivo de la compasión en la intervención psicológica de sus pacientes, al percatarse de que algunos individuos no podían crear sentimientos afectivos consigo mismo. Comenzó ayudando a estas personas a generar un diálogo interior compasivo.

Componentes claves de la compasión

  • Calidez
  • Amabilidad
  • Apoyo

Dentro de la psicología, las emociones tienen un papel principal sentir pensar y hacer: como mecanismos ancestrales que dotan de información y feedback inmediato a la persona en su interacción con el ambiente proporcionando el ímpetu para la motivación y la acción posible.

Para la terapia centrada en la compasión, las emociones tienen una finalidad; hacer que las cosas importen, de este modo, la  combinación con el pensamiento hace que tenga mayor impacto sobre la persona. Esta influencia puede ser consciente para la persona o no, y puede entrar en conflicto con otras emociones. Este tipo de conflicto que resulta tan difícil de mantener es causa de consulta, es la raíz de la experiencia de sufrimiento.

En la terapia de aceptación y compromiso, la evitación de sentir y experimentar las emociones es la base del malestar psicológico.

Desde el enfoque de la compasión, la terapia centrada en la compasión propone el uso de este para facilitar y experimentar emociones afiliativas, porque a través de la compasión se facilita la regulación emocional y se dota de los recursos necesarios para enfrentar el propio temor a las emociones.

 

Las emociones y la compasión

Las emociones son las propias experiencias personales y un comunicador que transmite información a los otros sobre los valores personales. Los valores son aquellos principios propios que necesitamos ser fieles para que las emociones no despierten conflictos entre lo que nos importa y lo que hacemos.

 

Las emociones participan de la comunicación con los demás en tres términos fundamentales:

  • Seguridad
  • Amenaza
  • Necesidad

 

De tal modo que las emociones no solo influyen en la persona que las experimenta sino en aquellos que son receptores de las emociones compartidas. Luego entre todos los aspectos de la comunicación, tenemos presente el efecto de las emociones del sujeto que emite un mensaje y del que lo recibe, formando unas pautas de corregulación mutua.

 

¿Qué es la compasión?

La terapia centrada en la compasión y su cultivo es un conjunto de prácticas para tener una mirada más cálida, amigable y respetuosa hacia uno mismo y hacia los demás. La compasión es un concepto que en nuestra cultura suele estar asociado a la religión, la ayuda, la solidaridad, en ocasiones con cierta connotación peyorativa, ser compasivo se asocia a menudo con la lástima y la condescendencia hacia otro más débil.

La compasión implica desarrollar un conjunto de características, procesos y habilidades para gestionar el sufrimiento propio y ajeno. Se trata de cierta serenidad  hacia la vida en toda sus manifestaciones y de darse el permiso de ser y sentir las emociones con valentía, aceptación y con equilibrio psicológico.

 

La compasión es un principio muy potente en clientes con alto nivel de exigencia y vergüenza. Las personas que se encuentran luchando por la ansiedad disminuyen sus sensaciones cuando desde la consulta se implementa la compasión como mirada interior de legítima aceptación.

 

El sistema de activación de la ansiedad tiene el origen en la parte del cerebro más primitiva, es una respuesta ante una amenaza. Desde la terapia de aceptación y compromiso se desarrollan técnicas muy prácticas para resolver la ansiedad con éxito.

 

La personas que quieren superar la ansiedad sienten que su vida está limitada por el malestar que les impide reconocerse tal y como eran antes, están preocupados, en alerta y con el miedo al miedo continuamente conectados, sienten que es difícil salir de esta situación. El cerebro esta preparado para responder y luchar con este sistema y necesitamos dar mayor fuerza al sistema de calma y protección para contrarrestar y aliviar la carga psicológica que se experimenta.

 

La compasión en psicología

En psicología la compasión es un recurso psicológico para trabajar con emociones y situaciones difíciles de la vida.

La compasión por uno mismo empieza por aprender a dejar de sentirse culpable por todo, sin medida, y por tratar de tener un diálogo interior libre de pensamientos rumiantes que sea observador sin juzgar. Se trata de ser un buen amigo de uno mismo, respetuoso, atento, afectuoso y comprensivo.

Desde esta teoría de la compasión de Paul Gilbert se plantea la adquisición terapéutica de habilidades para observar las emociones que se experimentan y las sensaciones y pensamientos que surgen, a la vez se entrena para poder volver a conectar con un lugar seguro dentro de uno, a través de distintas prácticas de autoexploración.

 

 

 



Call Now Button