Simplifica tu vida para ser más feliz · BVG Psicologia
17758
post-template-default,single,single-post,postid-17758,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Simplifica tu vida para ser más feliz

Simplifica tu vida para ser más feliz

Las claves para ser feliz están al alcance de tus manos, pensamos que se trata de algo difícil de alcanzar, sin embargo, la felicidad está en los detalles de cada día y en simplificar la vida. Se trata de aprender a mirar la vida de otra manera, en realidad la felicidad proviene del interior.

Es frecuente que en la consulta se diga que uno quiere ser feliz . La felicidad no es un sentimiento, parece que se confunde la felicidad con la idea de estar alegre, y no es lo mismo. La felicidad es algo más permanente en el tiempo que la alegría que se genera por momentos y se disipa. En esta línea seguimos viendo que la felicidad está más relacionada con simples objetivos de vida. Tiene que ver con la manera en que se afronta la vida y la sensación de tranquilidad.

Cómo puedo ser feliz

Para saber cómo puedo llegar a ser feliz puedes incorporar pequeños pasos en el día a día para que la dirección de tu camino sea hacia la felicidad.

Comienza por tu interior, cosecha una autoestima sobre ti mismo que sea buena. Cuida el diálogo interior para ser mejor persona, contigo mismo y con los demás. El noble óctuple sendero propone el camino para cesar de sufrir, el pensamiento es vital en el recorrido personal para alcanzar la felicidad.

Cuida tu persona de forma íntegra; cuerpo, mente, espíritu, emoción…todo está conectado; la alimentación, el tipo de actividad física, el descanso, el entorno social. Aquello que nos afecta, ya sea positivamente o negativamente, en alguno de los aspectos nombrados antes, también tiene su reflejo en el resto. Lo físico influye en el estado de ánimo, las emociones generan su expresión en lo físico, una alimentación saludable se expresa en el cuerpo, la mente y la emoción.

Simplifica tu vida para ser más feliz = trata que todas las acciones tengan su justa medida para encontrar el equilibrio.

 

Conocerse para ser feliz

En la medida en que uno va conociendo sus propias fortalezas y aquellas debilidades. Sé más consciente de lo que te debilita, de las reacciones y de las propias incoherencias. Practicar la auto-observación para estar más despierto contigo mismo, siendo reflexivo desde la humildad de quererse ayudar para progresar. Piensa cuáles son aquellos valores que representan tu interior, conocer las prioridades te ayudará a saber hacia dónde quieres dirigirte.

Así será más fácil para ti poner en marcha el desapego de personas y cosas tóxicas que te rodean.

 

El estrés del tiempo es la antifelicidad

Tratar de tener horarios imposibles para hacer mil tareas al cabo de la semana es una tortura autoinfringida que nos hace ir acelerados por la vida sin disfrutar de nada. Aprende a dar al tiempo el valor que tiene, y no llenarlo demasiado, todo tiene su justa medida. Dedica el tiempo que se necesita a comer, sin prisa, cuida el tiempo de dormir, desconectando del día pasado y sin conectar con el que viene.

Adelantarte mentalmente a los acontecimientos sólo ayuda a incrementar los niveles de estrés.

Por el contrario, tener tiempo libre al que dedicar ocio y disfrute es una recarga para todo.

 

Simplifica

Simplificar en muchas ocasiones es el mejor camino, incluso para buscar la felicidad se ha de simplificar. Procura ir por la vida con el equipaje justo, descárgate de aquello que sobrecarga, limpia tu vida, ordena tu mente, organiza tus prioridades y vive.

El principio y el fin de la felicidad están en la aceptación y la flexibilidad psicológica. Deja que la vida sea vivida, con sus altos y sus bajos. La única manera de ser feliz es intentándolo, sin excusas, con errores.

 

logo BVG Psicología



Call Now Button