Recupera el equilibrio emocional con el psicólogo · BVG Psicologia
17702
post-template-default,single,single-post,postid-17702,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17649

Recupera el equilibrio emocional con el psicólogo

Recuperar el equilibrio emocional

Recupera el equilibrio emocional con el psicólogo

La familia, el hogar, los amigos, el trabajo… ¿Cuántas veces has sentido que no puedes más? Es más que probable que necesites un reinicio, si sientes que no puedes más, deberías saber que tienes que cuidarte más, recupera el equilibrio emocional con el psicólogo, nosotros podemos ayudarte.

Recuerda que la psicología online también te puede ayudar a recuperar tu equilibrio emocional desde casa.

¿Cómo podemos mejorar nuestro equilibrio emocional?

Lo que un psicólogo le enseñará

Para poder recuperar cierto equilibrio emocional necesitamos empezar por el comienzo, conocer las emociones y saber que nos pasa es principal. Para mejorar la gestión de emociones se necesita ser consciente, sentir los que nos pasa, incluso localizar en qué parte del cuerpo estas sintiendo.

Es más, muchas veces no nos valoramos a nosotros mismos, bien sea por falta de autoestima o por demasiada autoexigencia, y en nuestro centro de psicólogos en Málaga te ayudamos.

Ser amable contigo mismo

Si no te cuidas, no podrás cuidar de tu familia. Así que tómate el tiempo tí, para aquello que te recargue, dedica tu mente a tu hobby o leer un libro de tu autor favorito.

Dedicar todo el día a estar con muchas tareas, que nos entretienen sin aportar cierto sentido personal es parte de la mayoría de nosotros, es fundamental cuidar nuestro espacio psicológico, igual que invertimos tiempo a tener una casa adecuada, un trabajo productivo, una higiene y una alimentación para el cuerpo, la mente, el bienestar, el equilibrio emocional necesita un tiempo de cuidado como el resto de las cosas que hemos citado.

Desconectar y encontrar el espacio

Si consigues bajar el tiempo de uso de tu móvil verás que tienes mucho más tiempo libre y te harás más productivo.No hay que pasar demasiado tiempo en pantalla, te absorbe en las cosas negativas que están sucediendo en el mundo, hay muchas comparaciones sociales negativas en los medios sociales que te llevan a sentirte excluido, a sentirte inadecuado y a no sentirte satisfecho con tu vida. Céntrate en lo que estás haciendo, en el presente, en lo que otras personas están haciendo, en tu familia y amigos. Además,  No te alejes de las cosas que contribuirían a una sensación de satisfacción, como un tiempo de calidad con la gente.

Comer y dormir bien

Un desequilibrio en la dieta y en el horario de sueño puede alterar el equilibrio emocional, hay que ponerse al día con el sueño. y volver a dormir como un niño.

Parece algo muy básico, pero es esencial, esta demostrado la influencia de la alimentación y el descanso en el bienestar y el equilibrio emocional. Cualquiera ha podido vivir algun dia con falta de sueño, una de las cosas que más ansiedad, irritabilidad y malestar general provoca es la falta de descanso, no dormir puede llevar a la muerte, está visto como nos afecta, a partir de las 24 horas en vigilia el movimiento, la coordinación y todos los sentidos se ven afectados, el cuerpo necesita dormir para equilibrarse.

La alimentación nos aportan nutrientes y calorías que nuestro cuerpo y cerebro necesita para su funcionamiento más óptimo. Igual que en el cuerpo los excesos de calorías, la glucosa en exceso, malos hábitos de alimentación, grasa y calorías vacías, no nos aporta salud, no ayuda a las defensas, irrita el aparato digestivo, genera digestiones pesadas, se acumulan en los tejidos….un montón de efectos nocivos que sabes que nos pasa. Pues a nivel psicológico, la comida, por cantidad y calidad también forma parte del cuidado necesario para el equilibrio emocional. Reconoce si tu forma de comer emocional es una medio de desahogo.

Hacer ejercicio regularmente

Desde una perspectiva neurológica, la investigación ha demostrado que la actividad física altera la química del cerebro y, además de aumentar la capacidad de resolver y crear, el ejercicio también mejora el estado de ánimo, el juicio y la ansiedad. Es más, la exposición a la luz solar aumenta el nivel de serotonina en el cerebro.

Conocer los factores desencadenantes; ser proactivo, no reactivo

Ir más allá de los comportamientos aislados requiere un nivel de comprensión y es que, uno se beneficiaría de crear una conciencia del hecho de que tienes la tendencia a comportarse de cierta manera y tomar medidas para evitar los desencadenantes, en lugar de esperar a experimentar el dolor emocional antes de actuar para arreglarlo.

Para ello es necesario acceder a más información, lo que, según la magnitud del problema, puede lograrse mediante la introspección o el asesoramiento, o un poco de ambas cosas.

Cuando identificas tus desencadenantes y reconoces que algo tiene el potencial de afectarte emocionalmente, el primer paso es ser consciente.

Tenderle la mano a alguien reduce la sensación de aislamiento que acompaña a los sentimientos de depresión y ansiedad. Participar en actividades positivas como el voluntariado puede mejorar el estado de ánimo. El asesoramiento le ayudará a desarrollar mecanismos de afrontamiento para tratar con la adversidad.

Obtener apoyo

En una cultura colectivista como la nuestra, la mayoría de nosotros estamos rodeados de seres queridos en los que sentimos que podemos apoyarnos cuando estamos angustiados. Pero el Dr. Richardson señala que la gente a la que recurres puede no ser el mejor sistema de apoyo. ¿Están valorando lo que sientes? Si son desdeñosos, si dicen cosas como ‘deberías seguir adelante’ o ‘no hay razón para estar tan molesto’, entonces eso comienza a afectarte a nivel emocional también, comienzas a pensar ‘tal vez mis sentimientos no tienen valor’ o ‘lo que siento está mal’. Esto puede alimentar la ansiedad y la depresión y corroer tu sentido de autoestima.

Los límites para el equilibrio emocional

Es importante ser realista acerca de su capacidad y los plazos para mantener el estrés a raya y mantener la salud emocional. Recuerda que está bien salir temprano e ir a socializar o ir al gimnasio de vez en cuando.

Además, establece límites con los amigos y la familia para que las expectativas de la gente se ajusten a la realidad. Haz una proclamación segura y asertiva para que tus seres queridos te entiendan.

Cuando te sientas abrumado, da un paso atrás, evalúa y programa actividades de autocuidado.

Todo esto también nos puede suceder si eres demasiado perfeccionista, muchas veces sentimos que todo debe estar perfecto al milímetro, y no siempre esto ayuda.

Si sientes que la situación se escapa de tus manos, no dude en acudir a nuestra consulta, nosotros te podremos ayudar.

 



Call Now Button