Psicólogos para superar la ruptura y la dependencia emocional de la pareja
17658
post-template-default,single,single-post,postid-17658,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17649

Psicólogos para superar la ruptura y la dependencia emocional de la pareja

Psicólogos para superar la ruptura y la dependencia emocional de la pareja

Psicólogos para superar la ruptura y la dependencia emocional de la pareja

 

Los recursos de los profesionales psicólogos para superar la ruptura y la dependencia emocional de la pareja ayudan  en el proceso psicológico en el que el individuo está inmerso durante la ruptura y en la dependencia emocional a la pareja. Te damos la siguiente información si quieres empezar a emprender el camino.

 

Los momentos difíciles de la vida son pruebas que nuestra personalidad a de enfrentar para continuar su proceso.

 

5 fases de una ruptura

En la ruptura de una pareja se experimenta la pérdida de aquello que hemos ido viviendo y rompe esa realidad. La ruptura sentimental es una situación delicada que nos hace sufrir y se vive como desgarradora, parece que no vamos a superarlo nunca. Hablemos de las cinco fases de una ruptura amorosa:

Fase de negación y aislamiento

La persona se niega a aceptar la realidad, parece que no acaba de vivir la noticia como real y actúa como si todo fuese igual. La etapa es, por norma general, breve y ocurre como forma de protección cuando la ruptura es muy difícil de asimilar.

Ante la ruptura el aislamiento es una reacción habitual consecuencia del estado de ánimo abatido, el impacto de la ruptura cuando es tan dolorosa implica mucho desgaste emocional y la persona tiende a dejar de hacer su vida social habitual, perdiendo las h¡ganas de estar acompañado.

Durante toda esta etapa es muy importante que la persona afectada sea consciente de las emociones que está sintiendo, así como el motivo por el cual están ahí.

Fase de ira

La persona puede sentir mucha rabia e ira  hacia la expareja, si en la fase anterior no aceptaba la realidad, ahora se ha sustituido por la frustración de lo que ha sucedido y culpa a la otra persona de todo lo malo ocurrido durante la relación. A veces, aparece la venganza, y, en ocasiones, esa rabia va dirigida a uno mismo o a las personas que tiene alrededor.

Este enfado es la expresión más habitual ante los momentos de decepción por la relación fallida. el malestar ante la situación, ante el otro y por uno mismo se manifiesta en formas diferentes de rabia y enfado. Es una buena oportunidad para conocer y gestionar las reacciones propias ante momentos difíciles.

Fase de negociación

Este momento del proceso de pérdida y superación de la relación es cuando aparece conductas o pensamientos donde los implicados se plantean que si hace cierta cosa, piensa algo concreto, se compromete o promete algo, va a poder recuperar la relación.

Una de las fases con cierto riesgo si no aprendemos a gestionarla, pues en un intento de restablecer cierto equilibrio con la otra persona, se puede caer en la equivocación de intentar volver a retomar la relación. Tratar de nuevo volver a la pareja puede ser un retroceso en el proceso.

Fase de depresión

En esta fase de depresión es habitual sentir pena, por todo lo que se deja rutina y de la ruptura en sí misma. Se recuerdan las decepciones, los proyectos, los sacrificios, la sensación engañosa de sentir que se ha fracasado por no  mantener la relación. Se pierde el humor y el sentido del placer. Los días se pasan de mal humor, irritable y con sensación de incomprensión.

Algunas personas pueden quedar fijadas en esta fase, puede desenlazar una depresión oo continuer un duelo patológico. Suele ser en este momento cuando piden ayuda psicológica por ruptura.

La persona pierde la ilusión de recuperar a la otra persona que amó y se empieza a dar cuenta de que ya no hay marcha atrás. Por lo que aparece mucho dolor y pena.

Fase de aceptación

En esta parte del proceso la sensación de volver a estar mejor se vuelve más real, los días empiezan a ser mejores, vuelve uno a reconstruir su autocuidado y retoma la vida social. Volver a estas cómodo con uno mismo y sus pensamientos, no tener tan presente la ruptura y mejorar el estado de ánimo son señales de aceptar la nueva realidad y dar oportunidades a otra posible  relación se torna en ilusión.

El proceso de duelo por la pérdida finaliza, aunque las personas que son importantes en la vida de uno no se olvidan, pasan a tener un espacio de recuerdo y cariño sin dolor.

 

Deja de sentir miedo a estar sólo, tan importante es conocer las fases como aprender a vivir con nosotros mismos. 

 

Cómo superar una ruptura

Ya hemos visto las fases para superar la ruptura, ahora es el turno de los consejos. Toma nota, pues te serán de gran ayuda:

Autoestima y ruptura

Es muy importante trabajar la autoestima para sentirte querido y valioso por lo que eres, debes aprender a trabajar tu autoestima, te ayudará enormemente a superar la ruptura.

Aceptación

Debemos aprender a aceptar lo sucedido, si nos negamos a creer y aceptar no nos ayudará en nada ya que eso sólo provocará que el proceso sea más largo y complicado.

Soluciona tus problemas emocionales, es muy importante aprender a ser asertivo. 

 

Compartir emociones

Comparte tus emociones; si necesitas llorar, llora, no sientas vergüenza, reprimir las emociones nunca ha sido bueno ni lo será.

El victimismo

No te permitas ser la víctima, hacerlo sólo conseguirás cavar tu propia tumba, debes intentar entender que no eres la única persona que ha vivido lo que tú estás viviendo y que es un proceso del que saldrás adelante.

Apoyo social

Salir y relacionarte te ayudará, ya que rodearte de personas que te hacen sentir bien ejercerá una buena influencia sobre ti mismo.

Es cierto que a veces, necesitaremos estar más tiempo solos, pero no es buena la soledad y el aislamiento en exceso, por lo que debes aprender a estar tiempo contigo mismo y con los demás.

Avanzar

No te quedes inactivo sin hacer nada, proponerse avanzar es la primera forma de avanzar,  lo contrario te bloqueará y te atrapará en un bucle de malos pensamientos que no serán para nada óptimos.

 

Cuidado con la dependencia emocional

Cuando en la relación existe una dependencia emocional, la ruptura es mucho más complicada.

El exceso de apoyo emocional en otras personas como causa de que nos haga felices propiciará no sólo que en caso de ruptura nos cueste muchísimo más, si no que no aprendamos a valorarnos y disfrutar de otras cosas más allá de la relación.

Debemos tener en cuenta que muchas dependencias emocionales tienen su origen en la infancia a causa de personas que sufrieron abusos psicológicos o físicos, padres con adicciones y relaciones disfuncionales con figuras de autoridad, lo que en un futuro hace más propensa a las personas a la dependencia.

En una relación de pareja puede ser muy peligroso, ya que si nos topamos con una persona muy tóxica o peligrosa para nosotros mismos, puede darse el caso de que no nos veamos capaces de salir de la relación.

 

Desde nuestra consulta de psicólogos Rincón de la Victoria somos especialistas en superación emocional, ven a nuestra consulta y nosotros te ayudaremos durante todo el proceso.

 

PUEDES VER MÁS ARTÍCULOS RELACIONADOS EN MI BLOG:

Relaciones de pareja y psicología

Psicólogo para superar rupturas

Ansiedad fuera de control

Como mejorar la inestabilidad emocional o neuroticismo

La pareja: relaciones sanas

Mecanismos del miedo

Apego y budismo

Acepta tu realidad

Relaciones de pareja y psicología 

Evita discutir con tu pareja

El problema de la comunicación en la pareja

 



Call Now Button