Psicología de la evitación · BVG Psicologia. Blog
17713
post-template-default,single,single-post,postid-17713,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17649

Psicología de la evitación

Psicología de la evitación

Para la psicología, la evitación es por definición lo contrario a afrontar algo, en la vida se nos ofrece distintas situaciones a las que respondemos, cada persona ante estas tesituras despliega aquellas formas de reacción que estén en su marco habitual de respuestas, aquellas reacciones que han funcionado en otro momento. En ocasiones estas respuestas serán más o menos adaptativas.

Dentro de otras muchas características de la personalidad, tenemos el modo de reaccionar; hay personas que tienden a la acción y otras que lo tratan con la evitación.

El estilo de afrontamiento evitativo.

Las inquietudes, las dudas, la incertidumbre…la inseguridad de lo que supone aquello que puede pasar hace que se acabe por evitar, Cuando se evita algo una sensación de alivio refuerza la respuesta de evitación y se justifica con alguna explicación razonable que de lógica a la respuesta.

Con la evitación se disuade enfrentar aquellas situaciones incomodas y sus posibles consecuencias de acción, aunque parezca una forma de no hacer nada, es una decisión.

Tipos de evitación

Pensamiento evitativo

Las personas que tienen esta tendencia, evitan pensar en aquello que interfiere con su bienestar. En lugar de reflexionar sobre aquello que le inquieta se distrae con otras cosas que le desconecten para evitar pensar en aquello otro. Las jornadas de trabajo interminable, los hobbies, el ocio y todas las distracciones que hagan concentrarte en algo para evitar pensar son métodos que se utilizan como parte del pensamiento evitativo. Este estilo de reacción se asocia a consumos de sustancias que alteran la conciencia.

Conducta de evitación

En la conducta de evitación la respuesta es la no acción, se deja de hacer aquello que supone un estresor. De manera que no se afronta la situación que provoca inquietud, tan solo se evita, aunque en ocasiones es un parche que genera más dificultades a la larga.

La evitación experiencial

La evitación experiencial se refiere a la evitación de las emociones, con el objetivo de no sentir emociones negativas, la respuesta evitativa a sentir emociones de miedo, enfado, ira,…terminan en actividades de tendencia compulsiva y a una montaña rusa de la que tratan de anestesiarse.

La evitación te limita

La evitación es una respuesta adaptativa ,cualquiera de los tipos de evitación forman parte del repertorio de respuesta de cualquier persona y su uso no es perjudicial mientras no se trate del único medio de afrontamiento. Su práctica habitual como medio de respuesta puede generar otros problemas a largo plazo que serán más difíciles de solventar y puede resultar limitante.

La evitación se vuelve una condición desadaptativa cuando los factores como la propia situación, la frecuencia o el impacto que tiene acaba por limitar la vida cotidiana y originando malestar.

Afrontar las cosas

Afrontando las dificultades con evitación se pierde la oportunidad de conocer más sobre el malestar que se presenta, por ejemplo cuando se evita ser la persona que dice unas palabras en público en la boda de un amigo, se deja ir un momento para afrontar esa dificultad, parece que es más fácil no hacerlo aunque en ocasiones supone sensaciones de malestar por no hacerlo y a la larga cada vez esa situación (por ejemplo, hablar en público) se ira haciendo más difícil.

Al contrario, afrontar las situaciones que se presentan, aunque resulten difíciles, te darán momentos de superación por el mero hecho de intentarlo, generando mayor sensación de confianza y seguridad en ti mismo.

La evitación es una condición fundamental que forma parte de muchas de las dificultades que vemos en la consulta de psicólogos de Rincón de la Victoria, y en consulta Online. Trabajando dejar de evitar se producen cambios muy rápidos hacia el equilibrio emocional.

Cada persona tiene un aprendizaje y una experiencia que la lleva a un patrón de respuesta a los estresores, el nivel de impacto psicológico junto a el modo de manejar la adversidad será básico en la aparición de estrés, ansiedad y depresión.

Si te sientes identificado con este modo de tratar los problemas y te resulta incómodo los conflictos y las emociones intensas, tratando de no estar en estas situaciones y cambiando o limitando tu libertad de elegir, puedes valorar la idea de que un profesional de la psicología te ayude.

 

Puedes ver más artículos relacionados en mi Blog:

Diálogo Interior

Ansiedad y miedo

Ansiedad fuera de control

Como mejorar la inestabilidad emocional o neuroticismo

El miedo nos paraliza y limita

Mecanismos del miedo

Blog



Call Now Button