Ir al psicólogo por ser demasiado perfeccionista · BVG Psicologia
17672
post-template-default,single,single-post,postid-17672,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17649

Ir al psicólogo por ser demasiado perfeccionista

Ir al psicólogo por ser demasiado perfeccionista

Ir al psicólogo por ser demasiado perfeccionista

Todos conocemos a alguien que le gusta que esté todo perfecto; podemos ser nosotros mismos o alguien cercano. Ahora bien, ser y hacer las cosas tan perfectas es más difícil de lo que muchos pudiesen llegar a pensar, lo que puede hacer a la persona plantearse la idea de ir al psicólogo por ser demasiado perfeccionista.

Y, es más, es algo muy recomendable si las expectativas de las personas van más allá de algo “normal”. Desde nuestra consulta de psicología queremos contarte todo lo que debes saber sobre las personas perfeccionistas.

Recuerda que ofrecemos psicología online si necesitas apoyo y no eres de Málaga.

¿Cómo es una persona perfeccionista?

En primer lugar, queremos contarte cómo son esas personas tan perfeccionistas, a continuación, te contamos algunos de los rasgos que se pueden observar en las personas perfeccionistas.

Tipos de perfeccionistas

Las personas que tienen este rasgo, esperan que las personas y las situaciones no tengan ningún defecto ni fallo, es más, existen tres tipo de perfeccionistas:

      • las que espera la perfección de uno mismo,
      • las personas que la buscan en los demás y
      • quienes piensan que los demás esperan eso de uno mismo.

 

Se quedan atascadas

A veces, pueden quedarse atascados en alguna tarea por el miedo y la preocupación a causa de los errores que pueda desencadenar, es más, es muy probable que procrastinen.

Una forma de aprender a cómo reducir el estrés laboral es empezar a dejar de hacer todo de forma perfecta.

Pensamientos automáticos

Las personas perfeccionistas tienen pensamientos automáticos que están orientados a la perfección, a veces incluso no se dan cuenta y se dicen a sí mismo que deben ser perfectos.

Ven cada defecto

Las personas perfeccionistas tienen una hiperconciencia de la imperfección, pues notan y se concentran en cada defecto.

Sentimientos de vergüenza y culpa

Cuando una persona con este rasgo comente un error, se avergüenza de lo que piensan los demás y se siente culpable por su propia actuación inaceptable.

Se preocupen demasiado

Haciendo montañas con un grano de arena. Para un perfeccionista, un pequeño contratiempo tiene más importancia de la que merece.

Son personas rígidas

Estableciendo estándares rígidos. Un perfeccionista establece expectativas excesivamente altas; el éxito es blanco o negro: o eres un completo éxito o un completo fracaso.

Esperan lo imposible

Esperando lo imposible. Los perfeccionistas sienten que deben sobresalir en todas las áreas, incluso en aquellas en las que no tienen capacitación o experiencia o que no son importantes.

Son personas juiciosas

Hacer juicios de todo o nada. Si un perfeccionista no puede hacer algo bien, puede descartarlo como inútil.

Exageran las situaciones

Exagerando lo que está en juego. Los perfeccionistas se convencen a sí mismos de que el mundo depende de cada decisión y acción.

Reaccionar exageradamente. Los perfeccionistas tienden a lidiar con los problemas de una manera demasiado emocional y reactiva en lugar de enfrentarlos de frente con estrategias centradas en el problema y orientadas a la tarea.

Causas del perfeccionismo

Muchos factores pueden contribuir al desarrollo del perfeccionismo. Algunos que incluyen son:

Miedo

Superar el miedo frecuente a la desaprobación de los demás o a sentimientos de inseguridad e insuficiencia.

Problemas de salud mental como ansiedad o trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

Si bien se ha descubierto que existe una correlación entre el TOC y el perfeccionismo, no todas las personas con perfeccionismo tienen TOC, y no todas las personas con TOC son perfeccionistas.

Tener un padre que muestra un comportamiento perfeccionista o expresa desaprobación cuando los esfuerzos de sus hijos no dan como resultado la perfección. Algunos padres pueden alentar a sus hijos a tener éxito en todas las áreas o presionarlos a la perfección hasta un punto que puede considerarse abusivo.

Un apego temprano inseguro.

Las personas que tuvieron un apego problemático con sus padres cuando eran jóvenes pueden experimentar dificultades para calmarse a sí mismas cuando sean adultos. Pueden tener problemas para aceptar un buen resultado como bueno si no es perfecto.

¿Cómo dejar de ser tan perfeccionista?

Cuando mi propio diálogo interior se enfrenta a gritos con la razón, y la duda de mí mismo comienza a burbujear sobre la realidad, trabaja el proceso mental que tienes delante. Estas preguntas pueden ayudar:

  • ¿Mis pensamientos son objetivos o son mis interpretaciones?
  • ¿Estoy sacando conclusiones negativas?
  • ¿Es esta situación tan mala como la estoy imaginando?
  • ¿Qué es lo peor que podría pasar? ¿Qué tan probable es que eso suceda?
  • ¿Importará esto en cinco años? En los momentos cruciales de mi vida , ¿este momento realmente importará?

Dejar de ser perfeccionista no es un camino fácil, si estás pensando en empezar tu camino de dejar el perfeccionismo, puedes acudir a nuestro centro de psicología en Málaga, estaremos encantados de poder ayudarte.

 



Call Now Button