Inteligencia Emocional · BVG Psicologia
33
post-template-default,single,single-post,postid-33,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Inteligencia Emocional

Inteligencia Emocional

Gestión emocional

la inteligencia emocional; el conocimiento, la comprensión y el control de las emociones son básicos para que nuestros hijos se desenvuelvan adecuadamente en la sociedad.

Las emociones básicas de dividen en cuatro grandes grupos. La tristeza, el enfado, el miedo y la alegría. Veamos para que sirven cada una de ellas.

Tristeza: nos ayuda a aceptar la pérdida de una persona, situación o experiencia. Nos sirve para darnos un tiempo un espacio hacia dentro. Para reflexionar. Deja a tu hijo/a estar triste, reconoce y nombra su emoción, acompaña su estado y dale recursos para buscar una solución.

Alegría: facilita el contacto con otra persona. Compartir y expresar hacia fuera.  Dentro de la alegría también entraría la curiosidad y la ternura. Alegría fingida.  Permitimos vivir otras emociones a parte de la alegría, para ayudar a tener un mayor abanico emocional y que cuando sea una emoción sea real.

Enfado: sirve para poner límites, separarnos del otro. Decir hasta aquí. La rabia puede ser positiva si modulamos su respuesta. Nos sirve para identificar una molestia. Para entrenarnos en la capacidad de decir NO. Fundamentalmente nos permite expresar nuestras necesidades.

Miedo: busca protección, prudencia cuando hay un peligro real. ¿Qué pasa cuando no hay un peligro real? El miedo nos puede paralizar e invadir de tal manera que no podamos hacer nuestras cosas con normalidad. Por tanto el miedo es adaptativo y nos protege en función de la intensidad. Si me dejo dominar por el miedo, no voy a poder hacer lo que me propongo. Voy a tener que aprenderlo a gestionar.

PRINCIPIOS PARA LA GESTION DE EMOCIONES

  1. Inteligencia emocional para controlar su ira
  2. Enseñar a reconocer las emociones básicas
  3. Nombrar las emociones
  4. Enseñar a afrontar las emociones con ejemplos
  5. Desarrollar su empatía
  6. Desarrollar su comunicación
  7. Enseñar la escucha activa
  8. Iniciar en las emociones secundarias
  9. Fomentar un diálogo democrático
  10. Permitir la expresión de emociones

 

El conocimiento, la comprensión y el control de las emociones son básicos para desenvolverse adecuadamente en la sociedad.

Las emociones básicas de dividen en cuatro grandes grupos. La tristeza, el enfado, el miedo y la alegría. Veamos para que sirven cada una de ellas.

EL SEMAFORO

Pasos para la enseñanza de la Técnica del Semáforo:

  1. Asociar los colores del semáforo con las emociones y la conducta:
  2. ROJO: PARARSE. Cuando no podemos controlar una emoción (sentimos mucha rabia, queremos agredir a alguien, nos ponemos muy nerviosos…) tenemos que pararnos como cuando un coche se encuentra con la luz roja del semáforo.
  3. AMARILLO: PENSAR. Después de detenerse es el momento de pensar y darse cuenta del problema que se está planteando y de lo que se está sintiendo.
  4. VERDE: SOLUCIONARLO. Si uno se da tiempo de pensar pueden surgir alternativas o soluciones al conflicto o problema. Es la hora de elegir la mejor solución.

 

 

TECNICA DE LA TORTUGA

  1. RECONOCER LAS EMOCIONES
  2. PENSAR Y PARAR
  3. METERSE EN EL CAPARAZON Y RESPIRA
  4. SALIR DEL CAPARAZON Y PENSAR UNA SOLUCION

 

Beatriz Villagrasa García Tlf: 689 40 17 35

No Comments

Post A Comment

Call Now Button