Consulta de psicología para aumentar la confianza · BVG Psicologia
17742
post-template-default,single,single-post,postid-17742,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17649

Consulta de psicología para aumentar la confianza

Consulta de psicología para aumentar la confianza

Ir a consulta de psicología para aumentar la confianza es una de las razones más frecuentes que encontramos en BVG Psicología. En la línea de vida de cualquier persona hay momentos que pueden ser más vulnerables a sentirnos inseguros, son épocas de mayor falta de confianza que nos enseñan a superar los obstáculos que se presentan.

La confianza en uno mismo es un proceso mental, se tiene la certeza de dominar la situación.  Se está convencido de las competencias de sí mismo para afrontar la vida.

Las situaciones nuevas

Los momentos más sensibles son cuando nos enfrentamos a situaciones nuevas, desconocidas o se asumen nuevos riesgos. La desconfianza aquí nos ayuda a ser cautelosos, ver con cuidado la ocasión nueva y poder planificar y prevenir riesgos. Aun algunas personas pueden ver  por qué desconfían de la gente como premisa de relación.

Por esto último podemos sentirnos con confianza en algunos ámbitos de nuestra vida y en otros no. Por eso también nos sentimos inseguros ante lo nuevo o desconocido: porque aún no hemos desarrollado ese dominio de la situación. La confianza en situaciones nuevas no se consigue hasta que se familiarice y se tenga práctica, se aprende.

 

Aprobación externa

Es frecuente que se confunda la aprobación externa como la atención de los otros, el reconocimiento de las cualidades personales o las valoraciones personales como modos de confirmar que podemos confiar en nosotros. Buscar la confianza fuera sólo es gratificante y tiene una corta duración, se ha de construir personalmente.

Cuando la falta de seguridad deja de ser adaptativa y se muestra en perjuicio propio aparece la inestabilidad emocional y reacciones de bloqueo o limitación, nos impide avanzar.

La confianza crece con la práctica, a través de la acción

 

Práctica la confianza

Para que nos sintamos seguros ante una situación nueva no podemos esperar a sentir confianza, se trata exactamente del mecanismo contrario, cuando nos enfrentamos a las cosas nuevas desde el desconocimiento y asumiendo la posibilidad de error, se encuentra la confianza, en la misma práctica, como consecuencia de la acción.

 

La confianza es fruto de confrontar los problemas y aprender a resolverlos. Exponerse a las inquietudes nos dota de las habilidades psicológicas para gestionar nuestras reacciones y entendernos, es como se aumenta la confianza.

 

Recursos para aumentar la autoconfianza:

 

Conocer el contexto

Conocer para tener confianza se refiere a la lógica de que no podemos estar relajados en un entorno desconocido, nuestra biología nos prepara para estar pendiente para conocer el ambiente, las normas que se usan, el tipo de ambiente y de códigos implícitos…para saber cómo uno se puede desenvolve.

Confía en tus propias capacidades

Ser consciente de las capacidades para resolver las dificultades y ser exitoso en las situaciones que se presentan forman parte de nuestra confianza.

Las capacidades que usamos en la sociedad son nuestra capacidad para mediar, resolver problemas, cooperar, ser disciplinado…

Saber evaluar las capacidades necesarias para resolver situaciones o problemas y ponerlas en marcha: desde habilidades sociales por ejemplo, hasta lógica, creatividad, disciplina y entrenamiento, aprender técnicas o los conocimientos del sector…  etc.

Creencias saludables

Las creencias saludables sobre uno mismo se relaciona con el locus de control, son aquellas creencias subjetivas de tus habilidades para transformar, dirigir o gestionar los sucesos vitales.

Estas creencias forman la base del comportamiento afectando a la planificación y ejecución de aquellas decisiones que afrontamos, y que tienen sus consecuentes emociones ligadas.

El tipo de locus de control se puede localizar hacia el interior o el exterior afectando  la manera en que nos relacionamos con el mundo, dependiendo del grado de control que consideramos que tenemos sobre los sucesos.

Necesitamos tener cierto grado de sensación de control para confiar en la propia capacidad de acción.

 

Entrenamiento para la confianza

El entrenamiento es el pilar de la confianza, para llegar a conseguir tener confianza en uno mismo y en los demás necesitamos hacerlo, no se confía primero y luego se arriesga sobre seguro, eso es desconfianza.

El dominio de algún recurso se alcanza a base de practicar, superando el miedo, y la pereza, la disciplina nos ayuda a alcanzar aquello que se persigue aunque cueste esfuerzo.

Ten presente tus logros

En los momentos de mayor malestar nos resulta más difícil fijarse en aquellos logros que hemos conseguido, no se trata de los logros pese a un alto coste, se trata de esos logros que son ejemplos de nuestros valores, nuestra coherencia personal, nuestras mejores virtudes y competencias. Se trata de ser consciente de que la mejor versión de ti mismo estaba presente cuando alcanzaste esos logros de los que uno mismo se siente orgulloso porque suponen un crecimiento personal interior, una superación.

 

Recuerda que la confianza se alimenta y crece de la acción: así que compórtate como la persona que quieres ser.

Piensa si te gustaría mejorar tu sensación de confianza y alimentar la autoestima conmigo.

 



Call Now Button