Como comunicar malas noticias, consejos psicológicos · BVG Psicologia
17531
post-template-default,single,single-post,postid-17531,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default

Como comunicar malas noticias

Como comunicar malas noticias

La idea o el planteamiento de cómo comunicar malas noticias, es una tarea poco deseada, bien seas un amigo, un familiar o dueño de una empresa.

Dar malas noticias es un planteamiento que no todo el mundo está siempre preparado para hacer, en cualquier caso, el impulso es suavizar el golpe. Después de todo, eres una persona bondadosa, y te gustaría hacer más fácil una situación difícil.

Así que empiezas la conversación hablando de otra cosa. Y cuando llega el momento de dar la noticia, tratas de endulzarla.

Ese es el enfoque equivocado, según una nueva investigación de los profesores de la Universidad Brigham Young y la Universidad del Sur de Alabama. De hecho, la peor manera de dar malas noticias es andar con rodeos.

Desde nuestra consulta de psicólogos en Málaga, sabemos de primera mano lo difícil que puede ser si no se conoce unas nociones básicas para dar esas malas noticias, y por ello, queremos dar unos consejos muy prácticos.

Cómo comunicar malas noticias, de la mejor forma

En el estudio, realizado por el profesor de lingüística de la BYU, Alan Manning, y por Nicole Amare de la Universidad del Sur de Alabama, los participantes recibieron una serie de malas noticias. Para cada escenario, se les dio a elegir entre dos enfoques, y luego se les pidió que seleccionaran su enfoque preferido.

Los participantes prefirieron la claridad y la franqueza, y no encontraron un amortiguador que hiciera que las malas noticias fueran más fáciles de aceptar.

Los empleados dicen que quieren una comunicación honesta que los traten como adultos. Saben que las malas noticias son a veces inevitables, pero prefieren oír la historia directa que alguien intente hilvanar la verdad.

Prepárate para responder preguntas

Cuando vas a dar una mala noticia, ten en cuenta que la otra persona te realizará una serie de preguntas. Por ejemplo, si quieres dar una mala noticia de una defunción, debes conocer al menos, los datos principales de la persona.

Evita un lenguaje coloquial

Este no es el momento de disfrazar los hechos con una maraña de palabras y jerga coloquial. Si la gente está perdiendo sus trabajos, por ejemplo, eso es un despido… no un “despido de tamaño correcto”, o si es una defunción evita expresiones como “lo siento tío”.

Si es un amigo o familiar cercano, es bueno indicar los beneficios de ir al psicólogo a la hora de afrontar situaciones negativas.

Demuestra que te importa

Por supuesto que estás estresado por el hecho de que tienes que compartir malas noticias, pero eso no significa que tengas que ser frío e insensible.

Permita que se desahogue, es comprensible si la otra persona se pone emocional. Y su respuesta puede ser irracional. Pero no se meta en un debate o se explique demasiado. Sólo escuche.

 

¿Qué es lo que se va a comunicar? Antes de dar la noticia:

Pensar en la persona indicada para dar la noticia

Pensar en nuestro propio estado emocional

Piensa en la persona que recibe la información y su estado emocional.

Anticipar la reacción de la otra persona

Elegir bien el momento

Buscar un contexto tranquilo y emocionalmente neutro.

 

El momento de comunicar la mala noticia

Mantener cierta proximidad con la persona

Empezar contando lo más importante, aunque sin brusquedad, la información será gradual.

Usar un lenguaje suave y hablar a intervalos pequeños, esto ayuda a disminuir el impacto de la noticia, y hace que se interiorice más lentamente. No Entretenerse en conversaciones triviales (el tiempo, el tráfico…)

Mensaje claro y breve, cuanto más nos extendamos, más posibilidades tenemos de cometer errores. Debe estar compuesto por una explicación y un desenlace.

Utilizar un lenguaje neutro y da la información objetivamente.

 

Habilidades y estrategias comunicativas

Las habilidades para la comunicación pueden sernos de gran utilidad, de entre ellas destacamos las siguientes:

1.- El manejo del silencio

2.- La escucha activa

3.- La empatía

4.- La asertividad

5.- El contacto físico

6.- Dar información útil

 

Reformular lo ocurrido, si se puede

 

Reacciones posibles ante malas noticias:

las posibles reacciones ante noticias de gran impacto emocional se resumen en las reacciones de duelo:

  • Shock emocional, Rechazo, Negación
  • Tristeza, Rabia, Culpabilidad
  • Aceptación

 

Temas a evitar

Utilizar frases que culpabilizan,

Dar falsas expectativas o esperanzas,

Intentar minimizar la situación: “no se preocupe con el tiempo… ”

Exponer hipótesis gratuitas y sin fundamento

 

En resumen, la mejor forma de dar una mala noticia es aprender a escuchar y ser comprensivo con la otra persona; no está bien maquillar las verdades o decir medias verdades, pero tampoco está bien ser demasiado informal o no escuchar a la otra persona.



Call Now Button