Ayuda psicológica para madres primerizas · BVG Psicologia
16629
post-template-default,single,single-post,postid-16629,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Ayuda psicológica para madres primerizas

ayuda psicológica para madres primerizas

Ayuda psicológica para madres primerizas

Desde BVG Psicología queremos dar la ayuda psicológica para madres primerizas, en la consulta se demanda con frecuencia para superar los momentos de dificultad que surgen.

Felicidades por la nueva maternidad; si tienes ocasiones en las que te encuentras sola, sientes ansiedad, te resulta difícil asimilar tú nueva situación…en esta etapa queremos acompañarte en tus nuevos retos y ayudarte a conocer la psicología entorno a la maternidad.

En el embarazo, el parto y el postparto, se ha estudiado mucho los cambios físicos que se  dan en la mujer. Tan importantes como estos, son los cambios psicológicos que se producen para preparar la maternidad, tienen un carácter fundamental.

 

Ayuda psicológica para madres primerizas

 

Se trata de un periodo natural en el que la madre experimenta cambios de humor, tristeza, irritabilidad, confusión, dificultades para volver a dormir, cambios de apetito….Cada embarazo, cada parto y cada niño, son especiales, se trata de una experiencia única para los nuevos padres. Dar vida a un bebé es una vivencia nueva y excitante, pero también se puede experimentar un mundo de miedos desbordantes.

Ser madre y tener un bebé es un acontecimiento bonito y positivo para la mayoría de las mujeres, aunque los cambios bioquímicos, psicológicos y socio-ambientales que confluyen colocan a las mujeres en una situación de mayor vulnerabilidad a cambios en su estado de ánimo en el postparto.

 

La culpa no te ayuda, sentirte mal y sola no es lo que quieres como madre primeriza, date el permiso de cuidarte para cuidar a tu bebé.

 

La maternidad en nuestro país se vive de un modo un tanto solitario, es decir, la pareja tiene un nuevo miembro que conforma la familia y la madre adopta el nuevo rol, de manera individual y sin referencias cercanas de mujeres compartiendo la misma situación.

 

Cambios emocionales y ser madre:

Un problema común causado por los cambios emocionales, las nuevas responsabilidades y el cambio de vida, se puede expresar en dificultades de adaptación. Las mayoría de las mujeres esperan recuperar su línea de vida anterior una vez superan el parto, aceptan ciertos cambios; los físicos, los esperables por la convivencia con un bebe, pero cuando la realidad que viven supera las expectativas de dificultad que afrontar, se sienten sobrepasadas por la situación.

Los cambios emocionales, hormonales, físicos y psicológicos se vuelcan en proteger la supervivencia de la cría, mientras la madre está en su “montaña rusa” de emociones particular, el cansancio de los ritmos de sueño, la falta de descanso  e incluso cierto estrés después del parto, los cuales se deben a las variaciones hormonales y a los nuevos retos y responsabilidades que representa esta nueva etapa.

Ayuda psicológica para madres primerizasLa depresión posparto es una forma de depresión que se manifiesta tras el parto, con sentimientos de tristeza, llantos frecuentes, desánimo, ansiedad y otros síntomas…puede ser un trastorno transitorio que desaparece en dos semanas aproximadamente y se inicia pocos días después del parto. Otras formas de depresión posparto se inicia en los tres primeros meses tras el parto, los síntomas son de tristeza, desesperanza, llanto, insomnio, pérdida de apetito, falta de energía., pensamientos negativos, ansiedad y síntomas físicos.

 

Los 10 síntomas más frecuentes en las madres primerizas:

En las madres primerizas se encuentran frecuentemente síntomas que necesitan ayuda psicológica profesional.

  • Tristeza y llantos muy frecuentes sin motivos
  • Preocupación excesiva que limita el día a día. Pensamientos rumiantes o repetitivos.
  • Tensión continua, sin apenas tiempo de tranquilidad
  • Facilidad para estar molesta e irritable
  • Ansiedad
  • Evitar el cuidado y la atención del bebé
  • Dificultades de adaptación a la vida con el bebé
  • Conflictos de pareja
  • Otros motivos que limitan la vida diaria y generan alto malestar.
  • Complejo de vacuidad o sentimiento de vacío y soledad.

 

Los problemas psicológicos durante el embarazo y en el postparto afectan a la madre y al futuro equilibrio emocional del bebé. A lo largo de las sesiones de psicología perinatal se busca fomentar las capacidades, las habilidades y la autoestima de la mujer, además de lograr tratar todas aquellas dificultades que puedan ir apareciendo.

A aquellas nuevas madres que sientan que su maternidad no les hace sentir bien; pueden pedir la ayuda psicológica que se merecen.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Call Now Button