Ayuda para el estrés del teletrabajo · BVG Psicologia
17752
post-template-default,single,single-post,postid-17752,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17649

Ayuda para el estrés del teletrabajo

Ayuda para el estrés del teletrabajo

 

El teletrabajo se ha puesto de “moda”, desde que el mundo se paró para quedarse en aislamiento, reinventarse para mantenerse a flote fue una cuenta atrás para muchas empresas, trabajadores e incluso los niños. El estrés del teletrabajo está presente desde que todo cambió, de hacerse preferiblemente fuera de casa a incorporarse en nuestras paredes y formar parte de la vida en el hogar.

El teletrabajo ha llegado para quedarse

Sin duda el trabajo en remoto o teletrabajo es un avance que estaba llegando, sin prisas y con la resistencia al cambio que supone la novedad, pero la situación ha hecho que se precipite el cambio.  Supuso que desde marzo, en muchas empresas se reestructurada el formato de trabajo, por la situación de alerta se pasaron por alto prioridades que de otro modo no hubieran tenido cabida; horarios desmedidos, tecnología personal para uso laboral, dedicación integral, miedo a los derechos laborales y a la economía familiar….

La carga laboral, familiar, personal y social a la que nos hemos tenido que adaptar durante el confinamiento sigue presente en cierta medida, es notable el esfuerzo personal de muchos para adaptarse a esta forma de trabajo y su efecto en su entorno cercano.

El estrés del teletrabajo es diferente en algunos aspectos al estrés del trabajo en el puesto de empresa,

 

Posibles efectos negativos del teletrabajo

Dependiendo del trabajo, las condiciones laborales, la personalidad de cada uno, la situación familiar y otros factores… los efectos negativos del trabajo online pueden ser de distintos modos:

No desconectar del trabajo

Sobrecarga de uso de ordenador, tecnoadicciones

Uso del tiempo personal para continuar trabajando

Dificultad para poner límites de horarios y disponibilidad

Agotamiento físico

Sobrecarga mental

Vulnerabilidad emocional o inestabilidad emocional

Alteraciones de la organización cotidiana

Sensación de poco control de la ansiedad

Sentimiento de culpabilidad

Alteraciones en el sueño. Volver a dormir como un niño

 

Recomendaciones para el teletrabajo

Adaptarse a una nueva modalidad laboral, como es el teletrabajo, requiere nuevos hábitos y organización de actividades:

 

Limita el tiempo de trabajo y elige un lugar que no sea el de uso familiar

Programa los descansos en el horario laboral

Usa ropa específica durante el tiempo de trabajo para diferenciarlo

Practica tiempos de relajación antes y después del tiempo de trabajo

Cuida la dieta y no comas durante el teletrabajo. Comer emocional

Observa aquellas cosas que estás haciendo de más y cómo te afectan

Mantén el tiempo de ocio y autocuidado

Respeta el descanso y las horas de sueño

Recomendaciones psicológicas para el trabajo en casa

Para estar bien psicológicamente tenemos que poner parte activa en ello, igual que cuidamos el cuerpo con hábitos saludables y sabemos qué cosas son perjudiciales. En lo psicológico tenemos que tener un camino de aprendizaje para el autocuidado que vaya en esa misma dirección, saber aquellas cosas que nos ayudan a estar bien y aquellas que no.

Como en lo físico, en lo psicológico hay ciertas cosas como el estrés que en su justa medida y espacio temporal nos resulta una fuente de motivación y aumenta el desempeño. Pero cuando el nivel de estrés es alto o se mantiene demasiado tiempo, nos perjudica.

Para evitar este distres podemos planificar objetivo que se enfoquen a metas progresivas para que se favorezca la sensación de logro y sea más fácil.

Pedir ayuda en el momento justo, antes de sentir que ya no se puede más desde hace tiempo y que la situación nos desborda, el conocimiento de los límites de tensión de cada uno son propios, nadie en un gimnasio piensa que puede levantar x peso porque el compañero de al lado lo hace. Pues el cansancio emocional, los límites de estrés y tensión son personales, es mejor aprender cuales son los propios para no romperse en el intento.

Cuando la mente está preocupada, aparecen pensamientos rumiantes, dirigidos a fuentes de ansiedad cuando predicen un futuro incierto o negativo y sensaciones depresivas si se colocan en un tiempo pasado mejor. Comparar el presente con pasado o futuro es estar desconectado del momento y esa postura perjudica el equilibrio psicológico. Reflexiona sobre por qué/para qué tu mente no está en el presente.

Haz de tu lugar y actividad de trabajo un mundo bonito, donde te guste estar, busca las ventajas del teletrabajo, sin traslado, ahorro de transporte y tiempo, comodidad…agradece tener una actividad laboral retribuida. Trata de poner todos los focos positivos en relieve

 

Cuestiona si el modo en que te enfrentas día a día a tu trabajo está bien organizado y si se puede simplificar de alguna manera, con la ayuda de tecnología, los horarios, el lugar de trabajo, la distribución de tareas y demás aspectos. Piensa si algún cambio posible te ayudaría y hazlo.

Ante los problemas, frecuentes en cualquier trabajo, trata de resolverlos de manera asertiva y dirigida hacia las soluciones en lugar de las quejas. No te compares ni busques enfrentamiento.



Call Now Button