Depresión Postparto · BVG Psicologia
16170
post-template-default,single,single-post,postid-16170,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Depresión Postparto

Depresión Postparto

Entorno a la mujer y la maternidad el foco sanitario, social y cultural siempre se ha centrado en los aspectos más fisiológicos, apenas recientemente se está dando la importancia y la difusión que merece el aspecto más psicológico de la mujer y la maternidad. Actualmente se conoce que la mujer embarazada experimenta una dinámica psíquica peculiar que tiene el objetivo de preparar el nuevo papel de madre que va a cambiar su vida.
La depresión durante el embarazo es un trastorno relativamente frecuente. Se estima que afecta entre el 10 y el 15% de las embarazadas y su aparición puede deberse a uno o varios factores físicos, genéticos, psicológicos, personales y sociales.
El embarazo forma parte del proceso de creación de una nueva identidad; la identidad maternal. En los meses de embarazo se dan todos los cambios físicos que vemos y nos cuentan y, en compañía de estos, de una manera más silenciada y a modo de crisis, pasamos un tránsito a nivel psicológico.
Después del parto la mujer atraviesa momentos psicológicos relacionados con la maternidad y la protección por el recién llegado. La nueva situación en todos los aspectos de la mujer requiere una readaptación, es un momento de alta vulnerabilidad psicológica que se enfrenta a la realidad del bebé, el nuevo rol adquirido, las demandas internas y externas, las pérdidas de la identidad y el cuerpo anterior, etc. Se experimenta una ambivalencia emocional con sensaciones y sentimientos encontrados y en muchas ocasiones una gran sensación de incomprensión y soledad.

En la depresión posparto se da un estado de ánimo deprimido, pérdida de la capacidad de sentir alegría, sensación de culpa significativa y diferentes manifestaciones de tristeza, a veces, ideas de daño propio o hacía en bebé. En las personas deprimidas la hostilidad, la ira, la irritabilidad y los estallidos de violencia son manifestaciones frecuentes de su estado de ánimo, se puede acompañar de una tendencia a la hostilidad o pensamientos e imágenes con connotaciones agresivas de modo rumiante. Uno de los motivos más frecuentes es el sentimiento de impotencia y de desagrado por todo. Y siguiendo el esquema yo, el otro, el mundo extiende su malestar desde el interior hacia fuera. La mayoría de los autores establecen que el cuadro se inicia entorno a los seis meses del parto, aunque muchas veces se diagnostica tiempo después.

En la depresión posparto siempre tenemos dos focos de cuidados; el bienestar psicológico de la mujer y las necesidades del bebé que se ven alteradas por la peculiar situación de la madre ya que se encuentra en una situación emocional desbordante que limita la atención de los cuidados, pudiendo ésta sentirse sobrepasada en su papel de contención de las demandas de su descendencia. Por tanto, dado que hay un bebé al que cuidar, la intervención incluye al entorno de la mujer y su red de apoyo; la familia, pareja, amigos, grupos de apoyo, etc., que ha de reestructurarse para ayudar a la mamá a hacer frente a las demandas del bebé y a sus propias necesidades, haciendo necesario que la intervención en estos casos sea lo más rápida posible.

Bibliografía y fuentes de información;
https://nace.igenomix.es/blog/depresion-en-el-embarazo/

Si tanto lo he soñado, ¿por qué no disfruto con mi bebé?


https://www.aboutespanol.com/la-ira-o-la-rabia-como-parte-de-la-depresion-2396277

No Comments

Post A Comment

Pide cita
Tú consulta
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress